Canta, ríe, bebe…mientras puedas

Es época de turrón, espumillones y cómo no, de villancicos. Esas cancioncillas populares de estribillos facilones que taladran el cerebro hasta que ¡ay va! descubres que tienen su gracia.

El otro día fue mi hermano quien se sorprendió cantando el exitazo  «Canta, ríe, bebe» cuyo final es un tanto pintoresco, por llamarlo de algún modo. Sin más, afinen sus oídos en el minuto 2′ 40».

Sí, esas voces en apariencia inofensiva dicen claramente «y dale al tendero un tiro en la sien». No «dale un puñado de miel», tampoco  «cuidale bien» y todas las disculpas que se os puedan ocurrir.   Por favor, se busca historiador, musicómano, poeta, que arroje algo de luz a esta proeza.